fbimage

¿Cómo debe evolucionar la radiología del Siglo XXI?

La radiología en la actualidad es solo una parte del gasto sanitario, pero los equipos que utilizan los profesionales médicos en este ámbito tienen un coste muy elevado. Esto hace que la adquisición y sustitución de este equipamiento haya ido dirigiéndose hacia instituciones sanitarias públicas y privadas con un potencial financiero importante.

Hay que tener en cuenta que el radiólogo no tiene pacientes propios, sino que son otros especialistas los que los remiten. Los mismos pacientes, en muchas ocasiones, no son ni siquiera conscientes de la misma presencia del radiólogo en el proceso de su patología o analítica. La posición, por tanto, de los especialistas en radiología, suele ser de gran invisibilidad.

 

Insuficiencia de recursos

Las diferentes situaciones de crisis económica y financiera han ido afectando a la adquisición y renovación de los equipos de radiología, así como a la innovación, llevando al equipamiento a la obsolescencia en muchos casos. Cuando se lleva a cabo esa adquisición, se da más importancia a criterios económicos que técnicos, con una evidente pérdida de influencia de los profesionales radiólogos.

 

Importancia en la medicina moderna

Según estudios realizados, aproximadamente un 85% de los diagnósticos están basados en informes radiológicos. Se trata, por tanto, de una especialidad con la capacidad de ofrecer soluciones, en la base del procedimiento clínico, con unos costes moderados.

 

El futuro

Es necesario que las nuevas promociones de radiólogos aporten nuevos métodos de trabajo que les permitan llevar a cabo su labor de forma más eficiente, pero también que incrementen su visibilidad y que sepan transmitir un papel mucho más activo. Estos profesionales deben tener una relación estrecha con los médicos de atención primaria, para recibir consultas de forma directa, cooperando en la toma de decisiones sobre la exploración a realizar, y remitiendo un informe al propio paciente.

Además, es preciso que haya servicios de radiología en cada centro de atención al paciente, y que la interacción sea mayor entre paciente y radiólogo, para que estos profesionales sean considerados miembros del servicio clínico que resuelve problemas. En materia de formación, sería interesante que los servicios de Radiología fueran cada vez más conocidos por los alumnos, para que se decidan por esta especialidad. Para ello, como decimos, es preciso que estos profesionales ganen en prestigio social.

En INVOX Medical desarrollamos tecnologías relacionadas con el reconocimiento de voz encaminadas a ayudar al radiólogo en su día a día, permitiéndole trabajar hasta tres veces más rápido.

Puede descargarse INVOX Medical en nuestra página web y disfrutar de todas las funcionalidades del plan pro completamente gratis durante 15 días.

Leave a Reply